Los artistas del Círculo Polar

Los artistas del Círculo Polar

Los países del Círculo Polar han sido cuna de grandes artistas aunque, por lo general, son algo desconocidos para nosotros. ¿Creéis que el clima condiciona su forma de representar el mundo? ¿Tienen estos artistas algo en común, además de la latitud de sus países? ¿Son los colores que emplean blancos y fríos, o por el contrario buscan el contraste con tonos cálidos?

Hilma af Klint. Retablo, nº 1. 1915. Óleo sobre lienzo. Fundación Hilma af Klint.

La influencia de las corrientes artísticas occidentales fue determinante en su trayectoria ya que, además, muchos artistas del Círculo Polar se formaban en academias y escuelas de bellas artes del Viejo Continente. Desde finales del siglo XIX, y fundamentalmente a lo largo del XX, empezó a desarrollarse un arte más local, basado en sus tradiciones, folklore y perspectivas.

Podemos plantear la siguiente actividad a los niños:

  • Enseñarles en un mapa o globo terráqueo dónde está el Círculo Polar y qué países lo componen. Imaginar con ellos cómo es el clima y cómo tiene que ser vivir allí. ¿Cómo es el paisaje? ¿Qué hacen los niños para jugar?
  • Con vuestra técnica preferida podéis hacer un dibujo, collage… sobre qué es lo que ven los niños del Círculo Polar cuando miran por sus ventanas. 
  • A continuación tenéis una selección de 10 artistas que os pueden servir para inspiraros. 

Tove Jansson: desde el Valle de los Moomins al País de las Maravillas

La artista finlandesa (Helsinki, 1914-2001) es conocida por el gran público gracias a la saga de los Moomins, en la que esta agradable familia de trolls blancos viven aventuras con sus amigos en plena naturaleza. Pero, además, Jansson es pintora, muralista, ilustradora y una autora reconocida.

Nació en el seno de una familia de artistas así que pudo desarrollar su creatividad desde la más tierna infancia. Comenzó trabajando como ilustradora en diversas revistas, aunque fueron las tiras cómicas de los Moomins quienes la convirtieron en una artista reconocida. Se formó en diversas escuelas europeas, aunque residió la mayor parte de su vida en el sur de Finlandia. Como escritora ganó el premio Hans Christian Andersen de Literatura Juvenil en 1969. Son muy conocidas sus ilustraciones para las ediciones en sueco y finés de El Hobbit y Alicia en el País de las Maravillas.

Ilustración de Tove Jansson para Alicia en el País de las Maravillas, 1966.
Ilustración de la edición sueca de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, 1966.

Aka Høegh: las piedras parlantes

Aka Høegh (Qullissat, Groenlandia, 1947) se trasladó a Qaqortoq siendo muy pequeña. Desde el principio sus padres alentaron su creatividad: grandes artistas groenlandeses como el dibujante Jens Rosing y el pintor Hans Lynge visitaron su casa y reconocieron el talento de la niña. Jens Rosing se las arregló para enviarle lápices y papel a la joven para que continuara desarrollando su arte. A pesar de tanto talento, el Gobierno de Groenlandia no apoyó la formación artística de Høegh: «Me rechazaron (de la Academia de Bellas Artes) porque no tener una educación adecuada». Comenzó a estudiar enfermería, pero rápidamente se dió cuenta de que no era para ella. Høegh no desistió y siguió persiguiendo su sueño, naciendo así una de las artistas más notables del Círculo Polar.

Los años 70 marcaron el inicio de su carrera, un momento en el que el arte se convirtió en una herramienta de identidad para el pueblo groenlandés. Høegh buscó inspiración en mitos y leyendas, pero también en la vida silvestre y sus relaciones con los humanos. En su obra intenta utilizar materiales que ha encontrado en la naturaleza, puesto que Høegh considera que en estos materiales está el alma de la naturaleza y, al trabajarlos, ésta aflora. 

Proyecto Stone & Man en la ciudad groenlandesa de Qaqortoq

Kenojuak Ashevak: representante de un pueblo

Kenojuak Ashevak es una artista inuit, nacida en 1927 en un iglú en la isla canadiense de Baffin. Tras el asesinato de su padre, un reconocido chamán, Ashevak se trasladó con su madre y el resto de su familia. Aprendió a realizar algunos trabajos de artesanía y, a los 19 años, se casó con Johnniebo Ashevak, quien también tenía inclinaciones artísticas. Tras tres matrimonios, Ashevak tuvo varios hijos, algunos de ellos adoptados. Falleció en 2013 en Cape Dorset. 

Ashevak trabajó distintas técnicas a lo largo de su carrera: dibujos a lápiz, a color, rotulador, pero también realizó grabados en piedra, aguafuerte y estampas impresas. Fue una de las primeras mujeres en Cape Dorset en dedicarse profesionalmente al arte, fundando la cooperativa artística West Baffin Eskimo para artistas inuit emergentes. Ashevak es considerada la artista inuit por excelencia y un tesoro artístico de Canadá.

Vidriera de la capilla de John Bell del Applevy College por Kenojuak Ashevak
Vidriera de la capilla de John Bell del Appleby College en Oakville, Ontario

Theodor Kittelsen: el mundo de los trolls y las hadas

El noruego Theodor Kittelsen (1857-1914) es considerado todo un símbolo en su país. En sus años formativos residió en varios países europeos pero, la falta de un gran éxito comercial le llevó de nuevo a Noruega. Allí, se instaló por un tiempo en las islas Lofoten, donde retomó su relación con la pintura de naturaleza.

Trabajó con los editores Peter Christen Asbjørnsen y Jørgen Engebretesen Moe, quienes le encargaron las ilustraciones para la compilación de historias llamada Cuentos populares noruegos. Su talento, unido a una gran imaginación, le permitió recrear ese mundo fantástico poblado por trolls, hadas y demás seres mágicos.

Ilustración de Theodor Kittelsen para El castillo de Soria Moria
Ilustración de Askeladden, protagonista del cuento de hadas El castillo de Soria Moria

Jóhannes Sveinsson Kjarval: el vanguardista

Jóhannes Sveinsson Kjarval (1885-1972) nació en una familia pobre de Borgarfjörður, al oeste de Islandia. Aunque su gran sueño era ser artista, comenzó trabajando como pescador, pero aprovechaba el tiempo libre para pintar y dibujar. En 1903-1905 aprendió los conceptos básicos de la pintura en la escuela de Ásgrímur Jónsson. En 1914 fue a Dinamarca para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes, graduándose en 1918. Una vez en el continente, recorrió Escandinavia, Italia y Francia, donde se instaló.

Su arte se vio influenciado por el impresionismo, el cubismo y la abstracción, estilos que modificaron su forma de representar los paisajes de su país. Posteriormente haría representaciones más expresionistas, así como pinturas simbólicas.

Poco antes de su muerte, Kjarval donó una gran colección de su obra a la ciudad de Reykjavík. Al fallecer, el Museo de Arte Listasafn Reykjavíkur organizó estos fondos e inauguró una exposición permanente, que conserva más de tres mil obras entre dibujos y pinturas. Se le considera uno de los artistas más importantes de Islandia.

Hvitasunnudagr, pintura al óleo del artista Johannes Sveinsson Kjarval
Hvitasunnudagr, 1919. Óleo sobre lienzo.

Hilma af Klint: la primera abstracción

Quizás no lo sepas, pero Hilma af Klint (1862-1944) fue la primera artista en crear una pintura abstracta, en el año 1906. ¡Eso es 4 años antes de que Kandinsky presentara su Primera acuarela abstracta! Klint nació en las cercanías de Estocolmo, era hija de un almirante y formó parte de esa primera generación de pintoras que recibió una formación académica. Fue una artista inquieta y muy particular: fundó el grupo artístico Las Cinco, en el cual se dedicaban a la creación artística después de sesiones de espiritismo. Practicaban los dibujos automáticos que realizaban tras entrar en un trance espiritual, considerando que las formas representadas eran dictadas desde el más allá… Los trabajos de Klint no alcanzaron ninguna difusión en su momento: la propia artista los consideraba demasiado avanzados para su época, así que dejó escrito que su obra no vería la luz hasta 20 años después de su muerte. 

La pintura de Klint es ideal para iniciar a los niños en el arte y practicar algunos conceptos con ellos: formas geométricas, gamas cromáticas… Incluso podemos animarnos a reproducir alguna en casa, como esta El cisne nº 17, de la serie El cisne y la paloma

El cisne, nº 17 de la artista sueca Hilma af Klint
El cisne, nº 17. 1914. Óleo sobre lienzo.

Þórarinn Benedikt Þorláksson: pionero de la pintura en Islandia

El pintor islandés Thórarinn Benedikt Thorláksson (1867-1924) se formó en la Academia de Bellas Artes de Copenague, siendo uno de los pioneros de la pintura islandesa. Los paisajes islandeses fueron su mayor inspiración, representándolos con la visión propia de un nativo en vez de desde el punto de vista de la Europa continental. En sus inicios trabajó encuadernando libros mientras recibía clases particulares de pintura. Recibió una beca del Parlamento islandés que le llevó a estudiar en Dinamarca. Fue el primer artista local en mostrar su obra en una exposición en Reykjavík en 1900.

En los siguientes años intentó mantener el ritmo de trabajo y expositivo, combinándolo con su tarea docente en distintas instituciones de la capital y con una tienda en la que vendía material artístico. Fue uno de los creadores de la bandera de Islandia.

Catarata, de Þórarinn Benedikt Þorláksson
Catarata, 1909. Óleo sobre lienzo.

Pavel Pepperstein: el realismo psicodélico

El ruso Pavel Pepperstein (1966) es un artista multidisciplinar: pintor, escritor, rapero, crítico y teórico de arte. ¡Un todoterreno! Hijo de artistas, estudió en la Academia de Bellas Artes de Praga. En 1987 fundó el grupo artístico Inspection Medical Hermeneutics el cual se dedicaba a explorar la influencia de la cultura occidental en Rusia tras la caída del Muro. Fue creador del realismo psicodélico, que aspiraba a convertirse en el estilo de referencia ruso, manteniendo viva su rica iconografía en un mundo rápidamente cambiante. 

En su obra, por tanto, se combinan elementos tradicionales rusos, como matrioskas, arquitecturas ortodoxas, o imágenes propias de las vanguardias con otros que parecen sacados del Hollywood más pop. 

The batushkas are breaking the ice del artista ruso Pavel Pepperstein
The batushkas are breaking the ice, 2013.

Miina Äkkijyrkkä: el arte entre vacas

Nacida en Iisalmi (1949) es una escultura y ganadera finesa, especialmente conocida por sus esculturas sobre ganadería. Su primera formación fue en el ámbito ecuestre, después cursó estudios en agrónomos y finalmente se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, terminando sus estudios en 1973. A pesar de las burlas que recibió por su trabajo final, en el que representó a una vaca, fue la única estudiante de su promoción en conseguir la máxima calificación. 

Su obra demuestra una fortísima relación con la naturaleza y el poder de los animales, ya que Äkkijyrkkä es una gran defensora de las razas bovinas autóctonas de Finlandia. Además de ser una excelente dibujante, es especialmente conocida por su enormes esculturas de vacas realizadas con viejas piezas de coche. 

La artista finlandesa Miina Äkkijyrkkä posa delante de su obra
La artista finlandesa Miina Äkkijyrkkä posa delante de su obra

Xavi Etchepare: la era digital

Xavi Etchepare (1984) es un artista digital conocido en el mundo de los videojuegos, si bien su obra no se limita sólo a éstos. En sus primeros años este artista francés vivió en Senegal y Togo, vivencias que marcaron su forma de entender y acercarse al arte. En la actualidad se encuentra afincado en la región canadiense de Quebec, donde ha trabajado como artista conceptual para grandes empresas del videojuego como Ubisoft y Behaviour Interactive.

Etchepare destaca por ser un artista que no cesa de ampliar sus horizontes y marcarse retos para poder seguir progresando en su estilo. Pero si tengo que destacar uno de sus puntos fuertes es su capacidad de transmitir el arte a los más pequeños. Así que no olvidéis que cuando veáis un videojuego, hay muchos artistas detrás ofreciendo lo mejor de sí mismos para entretenernos.

The black sheep is coming, de Xavi Etchepare
The black sheep is coming, 2012. Diseño digital con Photoshop

6 Replies to “Los artistas del Círculo Polar”

    1. Hola, Javier:
      Creo que todos los artistas que presentamos aquí emplean unos colores bastante vibrantes. Por un lado, como bien dices, les pudo servir para «paliar» los meses de oscuridad, pero también como un reflejo de la luminosidad de los meses estivales.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

  1. En Escandinavia se ha creado una cultura en torno al diseño y al respeto por el medio ambiente, con un resultado que se ha exportado a todo el mundo! El hygge!

    1. Hola, Santi:

      Desde luego, la naturaleza es uno de los principales atractivos de estos países y la verdad es que deja al visitante alucinado. Qué menos que cuidarla, ¿no? En cuanto al diseño son un auténtico referente a nivel internacional… Si ves imágenes de interiores de viviendas de hace un siglo te sorprende lo actuales que parecen.

      ¡Gracias por comentar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *