El hombre que hizo moverse el arte: Alexander Calder para niños

El hombre que hizo moverse el arte: Alexander Calder para niños

Hay mucha gente que cree que los números y las ingenierías están reñidos con las humanidades y el arte. Mi opinión es que el arte puede reflejarse en todo tipo de estructuras, sólo hace falta un corazón imaginativo y ganas de divertirse como tenía Alexander Calder.

Para un ingeniero, suficiente significa perfecto. Para un artista, no hay nada perfecto.

Este ingeniero con mente de artista, a quien sus amigos llamaban Sandy, inventó los móviles en 1931 cuando decidió dibujar en el aire.

Biografía de Alexander Calder

Los primeros años

Sandy at the beach Alexander Calder para niños
El pequeño Sandy con su madre, Nanette, en las playas de California en 1909. Calder Foundation. Imagen via.

Alexander Calder nació en Pennsylvania (EE.UU.) en 1898 en una familia de artistas: su padre era escultor y su madre pintora. La familia se trasladó en varias ocasiones por todo el país debido a los encargos que recibía su padre de las administraciones. Desde pequeño, sus le padres alentaron a que creara y manipulara materiales, incluso tuvo su propio espacio creativo en la casa donde vivían en California:

En aquella época, en la Euclid Avenue de Pasadena, obtuve mis primeras herramientas y el acceso al sótano con ventana para mi taller. Madre y padre alentaban todos mis esfuerzos de construir cosas yo mismo – aprobaban todos los intentos caseros… Mi taller se convirtió en el centro de atención; todo el mundo venía. 

A pesar de sus evidentes talentos, como de niño era buenísimo en matemáticas, decidió estudiar ingeniería de mayor. Se graduó en 1919 del Stevens Institute of Technology, donde obtuvo las notas más altas conseguidas jamás en geometría. Tuvo varios empleos como ingeniero hidráulico, de motores, y bombero en un barco. Estando a bordo observó un amanecer espectacular y tuvo una revelación: por un lado el sol naciente, y al otro la luna llena, una imagen que le acompañaría toda la vida.

El ingeniero deja paso al artista

Young Alexander Calder joven
Retrato del joven Alexander Calder en 1927. Calder Foundation, Nueva York. Imagen via

En 1923 Calder desembarca por última vez y se traslada a Nueva York con el objetivo de ser artista. Se matricula en la Arts Students League para recibir formación específica, que compagina con su trabajo como ilustrador en la National Police Gazette. Este es otro «momento revelación»: sus jefes le mandan a un circo a que dibuje escenas circenses en 1925, y el joven artista queda maravillado. Un año después, se traslada a París y comienza a crear el Cirque Calder.

Calder with sow, 1928  alambre
Calder observando su cerdo de alambre, hacia 1928. Calder Foundation. Imagen via.

A partir de aquí, Calder empieza a disfrutar trabajando con el alambre. Pronto comienza a realizar retratos de sus amigos y de personajes conocidos: le dan tanta fama que en 1928 montó su primera exposición en solitario en la galería Weyhe de Nueva York. Le siguieron otras en París, Berlín… así que Calder volvía a pasar buena parte de su vida a bordo de un barco cruzando el océano Atlántico. Y si algo bueno trae la vida en alta mar es que uno puede conocer a mucha gente interesante: grandes artistas como Joan Miró, Fernand Léger, Marcel Duchamp, o al amor de tu vida, que en su caso fue Louisa James.

Calder y sus amigos

Alexander Calder y Piet Mondrian

Otro momento clave: en 1930 Calder visitó al artista Piet Mondrian en su estudio parisino y, oh, là là, quedó fuertemente impresionado por una pared cubierta con rectángulos de vivos colores que usaba el holandés para practicar sus composiciones. La abstracción más pura, amigos. Se obsesionó con esta imagen, y durante una temporada se dedicó a la pintura abstracta, formando parte del grupo experimental Abstraction-Création, hasta que se dio cuenta de que lo suyo era la escultura. Pero, ¿qué pasaría si utilizaba las formas de Mondrian para sus proyectos?

¿Cómo se puede realizar el arte?
A partir de volúmenes, movimiento, espacio delimitados por el gran espacio, el universo.
A partir de diferentes masas, ligeras, pesadas, medinas -indicadas por variaciones de tamaño o color -línea direccional- vectores que representan velocidades, aceleraciones, fuerzas, etc… -estas direcciones crean ángulos significativos, y sentidos, definiendo juntas una gran conclusión o muchas.

Espacios, volúmenes, sugeridos por los medios más pequeños en contraste con su masa, o incluso incluirlos,

yuxtapuesto, perforado por vectores, atravesado por velocidades.

Nada en todo esto está fijado.

Cada elemento es capaz de moverse, de agitarse, de oscilar, de ir y venir en sus relaciones con los otros elementos

de su universo. .

No debe ser sólo un «momento» fugaz, sino un vínculo físico entre los diversos acontecimientos de la vida.

No extracciones.

Sino abstracciones.

Abstracciones que no son como nada en la vida excepto en su forma de reaccionar.

Los primeros móviles de Calder: Marcel Duchamp

1931. El año fundamental en la carrera artística de Calder: ¿Cómo darle vida a sus proyectos? ¿Cómo poder expresar el movimiento en una obra de arte? Calder intentó dibujar en el aire, con lo que creó sus primeras esculturas cinéticas, naciendo así un nuevo tipo de arte. Los primeros ejemplos de movían gracias a un motor, aunque Calder pronto dejó de fabricarlos. Sería mucho más original si los móviles se mecieran por las corrientes de aire, de manera que cada uno entrara en relación con los demás de su propio universo.

Aunque tal vez ahora el nombre de «móviles» no nos sorprenda lo más mínimo, sí que fue realmente rompedor en su momento. Calder no tenía muy claro cómo llamar a aquella creación, y fue su amigo Marcel Duchamp, un auténtico visionario artístico, quien tuvo la idea nada más verlo.

Calder y Joan Miró

Calder playing with Miro's hat. Calder jugando 0con el sombrero de su amigo Joan Miró
Jugando con el sombrero de su amigo Joan Miró. Imagen via

Calder y Joan Miró (1893-1983) se conocieron en París en 1928, y se hicieron muy amigos. Boxeaban en el mismo gimnasio y coincidían en los cafés; después Miró le presentó a algunos galeristas parisinos y acudía a sus representaciones del Circo. La amistad fue duradera, ya que continuaron enviándose cartas, regalos e incluso pasando vacaciones en familia. La influencia del pintor español en la obra de Calder es clara: el uso de los colores vibrantes, las líneas curvas y las formas surrealistas, parecidas a amebas. En muchas ocasiones parece que los móviles de Calder son imágenes en 3D de las pinturas de Miró, ¿verdad? Los dos amigos expusieron juntos en varias ocasiones, y Miró fue quien le puso nombre a las Constelaciones de madera que realizó Calder durante la II Guerra Mundial.

Mis primeras cosas abstractas surgen de mi encuentro con Mondrian, Lèger, Miró. (1943)

Regreso a Estados Unidos

Dos años después, Alexander y Louisa regresaron a Estados Unidos, instalándose en Connecticut. Él siguió exponiendo sus obras en varias galerías y trabajando en los espectáculos del Cirque. También comenzó a trabajar en esculturas al aire libre, llamadas «estables» (Stabiles) en contraposición a los móviles. Las primeras eran pequeñas y tan delicadas, que el viento terminaba doblándolas.

La Segunda Guerra Mundial

Calder intentó unirse a la Infantería de Marina cuando EE.UU. entró en la II Guerra Mundial, pero fue rechazado. Al haber escasez de metal, tuvo que idear nuevas formas de trabajar. La madera se convirtió en su nuevo aliado, creando una serie de esculturas llamadas Constelaciones, aunque el artista decía que no representaban nada en particular.

Calder trabajando en su estudio de Nueva York 1936
Calder trabajando en su estudio de Nueva York. Invierno de 1936. Imagen via

En este tiempo se organizan las dos primeras exposiciones retrospectivas del trabajo de Calder: una en 1938 y la siguiente en 1943.

Alexander Calder Vertical constellation with bomb Constelación vertical con bomba Alexander Calder para niños
Alexander Calder. Vertical Constellation with Bomb (Constelación vertical con bomba). 1943. Piezas de madera unidas por alambre pintado de rojo. National Gallery of Art, Washington, D.C. (EE.UU.)

Los últimos años de grandes creaciones

Con el fin de la guerra Calder comienza a trabajar una serie de obras de pequeño formato, realizadas con restos de metal de obras mayores. Al ser fáciles de montar y desmontar, algunas se enviaron a París para una gran exposición. Está será la tónica habitual del momento: el artista sigue recibiendo encargos de gran formato en Estados Unidos, y organizando exposiciones europeas casi anualmente.

Alezander Calder en su estudio de Roxbury 1941
Alexander Calder en su estudio de Roxbury (Connecticut), 1941. © 2015 Calder Foundation, Nueva York / DACS, Londres. Imagen via

En los años 60 ya era un artista más que consagrado, cuyas muestras retrospectivas se sucedían, así como las publicaciones y biografías. El compromiso social también se hizo patente en sus últimos años, publicando varios escritos contra el presidente Nixon, las guerras y las injusticias sociales. También donó varias obras para ayudar a víctimas de catástrofes, por lo que recibió la Medalla de la Paz de la ONU en 1975.

Tengo la agradable sensación de haber llegado a una estabilidad económica donde puedo hacer lo que quiera.

Este «lo que quiera» incluía la certeza de saber que mucha gente también lo querría. Calder podía dibujar, pintar, ilustrar libros, diseñar tapices y decorados teatrales, podía hacer juguetes para sus nietos… Sus obras siempre eran bien recibidas. Calder falleció a los 78 años de un ataque al corazón.

Obras de Alexander Calder

Esculturas cinéticas

El arte cinético es la ruptura con la escultura clásica, en la que las escenas quedaban para siempre congeladas en bronce o mármol. El arte cinético siempre es oscilante, cambiante y vivo. Es un juego variable de luz y sombras, de espacio y forma.

Alexander Calder Universe
Alexander Calder. A Universe. 1934. Tubería de acero pintado, alambre de acero, motor y madera con cuerda. 102.9 x 76.2 cm. MoMA, Nueva York.

¿Pero qué formas son éstas? ¿Imitan en verdad a la naturaleza? ¿Son representaciones del Sistema Solar? ¿O son abstracciones y que cada uno imagine lo que quiera?

Móviles (Mobile)

El siguiente paso fue retirar el motor de sus móviles: les daba libertad absoluta. Calder dejaba que fuera el aire al pasar quien los meciera: la corriente que entraba por la ventana, la brisa del jardín, los visitantes al acercarse… Los móviles nunca paran de girar y jugar, cambiando la perspectiva incesantemente.

Alexander Calder Little Spider mobile móvil
Alexander Calder. Little Spider (Arañita). c. 1940. Planchas de metal y alambre. 111.1 x 127 x 139.7 cm. National Gallery of Art, Washington, D.C. (EE.UU.)

Alcanzan un punto de equilibrio, de estabilidad, ya que todas las formas suspendidas no se han colocado ahí aleatoriamente. Calder era ingeniero, calculaba los pesos y las medidas antes de realizar sus móviles para que tuvieran su gracia.

Alexander Calder Rouge Triomphant Rojo triunfante
Alexander Calder. Rouge Triomphant (Rojo triunfante).1959-1965. Placas de metal, varillas, y pintura. 279.4 × 584.2 × 457.2 cm.

Esculturas Stabile

El siguiente paso en la creatividad de Calder fueron los Stabile: el extremo opuesto a los móviles. Son esculturas normalmente de gran tamaño, monumentalidad y peso, aunque a la vez ligeras y gráciles, con formas ondulantes y colores puros.

Devil Fish es la primera de las esculturas estables de gran tamaño, aunque se basa en una maqueta pequeña. Calder empleó planchas de metal unidas por tornillos, lo que se convertirá en su forma típica de ensamblar las piezas de estas grandes obras.

Alexander Calder Devil Fish 1937
Alexander Calder. Devil Fish. 1937. Planchas de metal, tornillos y pintura. 172.7 × 162.6 × 119.4 cm. Calder Foundation, Nueva York.
Alexander Calder La Grande Vitesse Alta Velocidad Grand Rapids Michigan
Alexander Calder. La Grande Vitesse (Alta velocidad). 1969. Acero pintado. 13 m × 9.1 m × 16 m. Grand Rapids, Michigan.
Alexander Calder Flamingo Flamenco Federal Plaza Chicago
Alexander Calder. Flamingo (Flamenco). 1974. Acero pintado. 16,20 m. Federal Plaza, Chicago (EE.UU.)

Pinturas

Aunque Calder es el gran referente norteamericano de la escultura del siglo XX, también tuvo una larga y fructífera carrera como pintor. Por lo general, no se sabe tanto de los cuadros y estampas de Calder, debido a que él mismo no se consideraba pintor. Cada vez que trabajaba en dos dimensiones lo hacía como un experimento para probar ideas de color, formas, espacio y composición.

Alexander Calder Tank trap pintura gouache
Alexander Calder. Tank trap. Litografía en color. 1975. 74.3 × 109.2 cm. Imagen via

En sus pinturas empleaba el gouache o témpera, con una preferencia por los colores primarios y puros que tan buen resultado le daban en sus móviles.

Los colores secundarios y los tonos intermedios sólo sirven para confundir y enturbiar la distinción y la claridad. 

Los objetos, o mejor dicho, las formas representadas se acompañan unas a otras, creando su propio universo en el que se interrelacionan e intentan explorar sus posibilidades de movimiento.

Alexander Calder Bosbies & Uniforms painting gouache
Alexander Calder. Bosbies & Uniforms. 1971. Gouache sobre papel Canson. 75,5 x 109 cm. Vendido por $109,250. Imagen de Cottone Auctions

Joyería de Calder

Mi hermana tenía bastantes muñecas a las que les hacíamos joyas extraordinarias con cuentas y restos de hilo de cobre que los obreros habían dejado tirado en la calle.  (1906)

Alexander Calder broche brooch joyeria jewelry
Alexander Calder. Broche. c. 1940. Plata, latón y alambre de acero. 11 cm. Calder Foundation, Nueva York.

Lo que empezó como un pasatiempo infantil se convirtió con los años en uno de los medios de expresión artística más destacados del norteamericano, llegando a crear unas 1800 piezas originales. Tanto las estructuras como los materiales tienen mucho que ver con sus móviles y esculturas estables. Sus primeras joyas eran de bronce y, a medida que fue mejorando la técnica, incluyó oro y plata: no está la cosa para andar derrochando metales preciosos. Muchas piezas están adornadas con cerámica, cristal, madera y otras cosas.

La artista Georgia O'Keeffe posa con uno de los broches realizados por Calder.
Georgia O’Keeffe luce su broche de Calder, quien se lo regaló en los años 30. © Bruce Weber, Bruce Weber and Nan Bush Collection, Nueva York. Imagen via

Las primeras joyas que diseñó de manera profesional tenían unos precios muy asequibles. Incluso cuando se popularizaron entre las celebrities del momento, Calder seguía trabajando en ellas manualmente una a una. Todas son únicas, y aún muestran las marcas de las herramientas que se emplearon para diseñarlas.

El estilo de su joyería fue variando en función de las corrientes estéticas que siguió el siglo XX. Las primeras tienen un toque africano y primitivo, que era lo que estaba de moda coleccionar a principios de siglo. En los años 30 se une al surrealismo: las joyas aumentan de tamaño y comienzan a parecerse a sus móviles. Calder buscaba conjugar el movimiento y el equilibrio con el espacio y la forma.

Las Dos Lunas (Two moons) de Calder

Era muy temprano por la mañana, con el mar en calma frente a Guatemala, cuando sobre mi cama -unos cabos enrollados- observé el principio de un amanecer rojo fuego mientras que al otro lado seguía la luna como una moneda de plata. De todo el viaje fue lo que más me impresionó; me dejó una sensación duradera del sistema solar. (1922)

Alexander Calder Two moons Dos lunas painting gouache
Alexander Calder. Two moons (Dos lunas).

Dos lunas crecientes, cada una con su propia personalidad, se enfrentan en medio de una noche estrellada. Sus rasgos son totalmente humanos, con grandes narices y bocas por las que parecen hablar. ¿Sería la misma conversación que tuvieron el Sol y la Luna en aquel amanecer de Guatemala? El tema se repite en distintas variaciones según el medio empleado, haciendo un viaje desde las dos dimensiones de la pintura, al relieve evidente del tapiz y la conquista del espacio de los móviles.

Alexander Calder Two moons Dos lunas tapiz tapestry
Alexander Calder. Two moons (Dos lunas). Tapiz tejido a mano. 154.9 x 106 cm.

Entre los móviles también hay numerosas versiones, a veces se llaman Noche y día, pero el tema es similar. Calder busca el equilibrio mientras juega con el movimiento. El balanceo de estas formas planas en una delicada estructura metálica recuerda al precioso equilibrio de los astros describiendo sus órbitas, siempre en movimiento.

Alexander Calder Two moons Dos lunas mobile móvil
Alexander Calder. Two moons (Dos lunas). 1969. Placas de metal, alambre y pintura. 76.2 x 121.9 x 45.7 cm.

¡Bienvenidos al Circo Calder!

Había una vez un circo en el que los artistas eran diminutos, como diminutos eran los animales, la pista y los juegos. Estaban hechos de alambre, piel, tela y trocitos de cosas que Calder se iba encontrando. Todo el conjunto era tan pequeño, que cabía en un baúl, así se podía transportar y ser un verdadero circo ambulante. Y además fue tan exitoso, que ¡se mantuvo en cartel durante cuarenta años!

En total había 55 figuras humanas y animales, las más grandes de unos 30 cm. El espectáculo se desarrollaba en una pista, aparecían los acróbatas, el tragasables, el hombre forzudo, la mujer barbuda, el león, las focas, un paracaidista, vaqueros, luchadores, un tipo subido a unos zancos… Por si se producía algún accidente, Calder preparó a unos camilleros. Seguridad ante todo.

El Cirque combinaba tecnología y arte, algo que apreciaron todos aquellos que se reunían en a disfrutar del espectáculo. La diversión estaba asegurada, pues Calder entretenía a sus invitados con música y aperitivos mientras se desarrollaba la función. El Cirque se encuentra desde 1970 en el Museo Whitney de Nueva York, aunque no he podido averiguar si lo ponen en funcionamiento más allá de las labores propias de conservación.

Alexander Calder para niños

El Cirque Calder para niños

Fue la primera obra por la que conocí a Calder, y me pareció muy divertido cómo había conseguido que esas pequeñas figuras realizadas de trocitos de cosas tuvieran su propio espectáculo. Creo que si queremos trabajar con Alexander Calder para niños, comenzar por el Cirque es una fantástica idea. Podemos desde casa realizar nuestro circo para entretener a los más pequeños. En primer lugar, si no somos expertos manejando el alambre, podemos imprimir unas figuras circenses como éstas en cartulina o papel grueso. Si nos atrevemos, podemos repasar el contorno con alambre para tenerlas hechas de este material. Finalmente podemos hacer un escenario de circo con una caja, cartulinas, unas telas y jugar con nuestros personajes a hacer el mayor espectáculo del mundo.

¿Cómo hacer un móvil tipo Alexander Calder?

Hacer un móvil tipo Calder en casa es un actividad relativamente sencilla en la que puede participar toda la familia. Sólo necesitaremos alambre, unos alicates, goma eva o cartulina y tijeras. Le vamos dando forma al alambre, manejando las herramientas con cuidado. Después, recortamos formas variadas en la cartulina -genial para que los pequeños desarrollen la motricidad-, y las enganchamos en el alambre. Jugamos con la composición para que quede equilibrado, y ¡listo! Ya tenemos nuestro propio móvil de Alexander Calder para niños.

Movil facil Calder diy Alexander Calder para niños
Éste es uno de los móviles que hemos hecho nosotros. © Marieta Bermudo

Un stabile en miniatura

Como no todos tenemos sabemos trabajar el metal ni tenemos un gran patio en el que exponer nuestras creaciones, vamos a realizar un stabile en miniatura. ¿Cómo? Necesitamos una cartulina de color: negra, roja, blanca… ¡Realmente como más nos guste! También usaremos tijeras y si queremos gomets o rotuladores para decorar.

Stabile Calder diy Alexander Calder para niños manualidad
Dos pequeños stabiles que hemos fabricado en casa. ©Marieta Bermudo

Recortamos un rectángulo de cartulina y lo doblamos por la mitad. Vamos cortando líneas y curvas desde lo que será la base, pero sin llegar al doblez. Lo vamos abriendo y colocando las tiras para que quede equilibrado y se sostenga en pie. Nosotros empleamos cartulina normal, pero cuanto más gruesa sea, mejor se sostiene -aunque quizá tengamos problemas para que los dobleces queden rectos. Como veis, esta actividad también es buena para aprender a manejar las tijeras y ampliar nuestra pequeña galería de obras de Alexander Calder para niños.

¿Dónde podemos encontrar a Calder?

2019 fue un gran año para la difusión de su obra en España, ya que coincidieron en el tiempo hasta tres exposiciones temporales suyas. En el Centro Botín de Santander se inauguró Calder Stories; el Museo Picasso de Málaga analizó su relación con Pablo Picasso en Calder-Picasso; y la galería madrileña Elvira González presentó una colección de gouaches.

En España podemos encontrar obras de Alexander Calder en el Reina Sofía de Madrid (MNCARS): conservan varios móviles, pinturas, Constelaciones y una gran escultura en el patio llamada Carmen. En el Espacio Miró de la sede madrileña de la Fundación Mapfre también hay alguna obra de su gran amigo.

El MACBA de Barcelona también cuenta con alguna obra suya. Como no podía ser de otra manera, la Fundación Miró conserva trabajos del norteamericano, entre ellos la famosa Fuente de Mercurio de 1937.

La amistad con Miró también fue excusa para que Calder donara su escultura móvil Nancy al Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

Si quieres saber más…

Bibliografía de Alexander Calder para niños

No existen demasiados libros sobre Alexander Calder para niños en español, pero creo que éstos pueden ser interesantes:

Calder, Alexander. Dibujando animales. Editorial Elba. N.º 1. 2011.

Divine, Grace. What is Art? Aprende los estilos de arte de Alexander Calder. Draw You Color Series. CreateSpace Independent Publishing Platform. 2016. 

Bibliografía para todos

The conquest of the space  por Perl J.

Alexander Calder: Modern from the Start por Cara Menes

Otros artistas del siglo XX

Yayoi Kusama: la princesa de los lunares

Georgia O’Keeffe para niños: mucho más que flores

Tove Jansson y el universo de los Moomins

Tamara de Lempicka: la mujer que se inventó a sí misma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *